Contigüidad y Progreso Social

  • Autor: José Ramón Lasuén Sancho, Presidente del Grupo Aragonés del Capítulo Español del Club de Roma

  • Fecha: 30 de septiembre de 2018

La fortaleza de la relación entre Estados Unidos y Europa disminuye cada vez más porque las causas que la originaron, desde Breton Woods, también lo han hecho. No hay que derrotar a un nuevo Hitler, ni reconstruir al continente, ni frenar a ningún Stalin. Europa no necesita ayuda económica norteamericana ni es una base militar adelantada imprescindible de EEUU. Todo ello, por una razón muy simple: la enemiga norteamericana ya no es ni la Alemania nazi, ni Rusia, sino China. Y el área en la que se enfrentan esas dos primeras potencias, no es Europa y el Atlántico sino Asia y el Pacífico.

Leer artículo completo